Malestar vecinal en Las Casas y Belvís por la ubicación de la nueva piscina.

13/10/2006

El alcalde, satisfecho por la confirmación del proyecto y la financiación autonómica.Aseguran que se podría contar con dos piscinas que supondrían menos gasto.
Parece que lo que en un principio se anunció como un beneficio para el pueblo acabará enfrentando a buena parte de los vecinos de Las Casas y Belvís de Monroy con su Ayuntamiento y más concretamente con su alcalde, Salustiano Martín, al que tachan de «soberbio y prepotente». Y es que la construcción de una nueva piscina a medio camino entre ambos núcleos poblacionales (dependientes del mismo Ayuntamiento) ha motivado la recogida de más de un centenar de firmas que apoyan una carta de protesta.

Los firmantes -según se asegura en el escrito «vecinos y usuarios de las instalaciones»- solicitan a Martín «que la actual piscina no sea cerrada ni abandonada, sino que se proceda a su puesta a punto, cumpliendo la legalidad y que continue abierta dando servicio a los vecinos de Belvís». La nota critica duramente al primer edil, lamentando que pretenda «hacer ver ante los medios de comunicación que eres perfecto, pero todos los que te conocemos sabemos de que pie cojeas […] Nunca ha habido tanto enfrentamiento entre los dos pueblos como se palpa desde que tu estás».

Más económicas

En otro punto aseguran que el argumento de hacer una piscina comunitaria para ambas poblaciones no tiene peso toda vez que se dio la opción de construirla a cien metros de Las Casas. Además, añaden, la reforma de la que ya existe en Belvís no costaría más de 90.000 euros «que bastarían para seguir con ella y que se haga otra en Las Casas, cuyo coste sería mucho más económico».

También critican el desembolso que supondrá para las arcas municipales y que «hipotecará a los pueblos durante 15 años, que entre los dos suman unos 770 habitantes, la mayoría de los cuáles no utiliza esa instalación».

Para concluir señalan que existen necesidades más urgentes, tales como «hacer una fábrica para colocar a esos jóvenes y personas de empleo temporal, que a lo mejor te lo agradecerían más y así traer a gente importante para inaugurar y hacerte la foto que al fin y al cabo es lo que te gusta». El anuncio de la piscina se efectuó durante la reciente inauguración del Centro de Interpretación Histórico del Campo Arañuelo (CICA) a la que asistió el consejero de Cultura, Francisco Muñoz, quien se comprometió con el alcalde a financiar parte de la inversión, que rozará los 500.000 euros.

Según explicó Salustiano Martín con esta inversión se cubrirán dos necesidades. Por un lado la renovación de la piscina de Belvís -que se construyó hace tres décadas- y por otro la dotación de esta infraestructura a Las Casas, que hasta la fecha carece de ella. En este sentido se decidió ubicarla a medio camino entre ambos núcleos poblacionales, en el paraje conocido como Los Cerros, junto a las pistas polideportivas existentes. El primer edil mostraba su satisfacción por este logro y agradecía la buena disposición mostrada por el consejero.

En cuanto al proyecto, contempla la creación de dos vasos en un mismo recinto. El mayor deberá tener unas dimensiones de 25 por 16,67 metros y el menor forma circular con un diámetro de 12 metros, destinados a adultos y niños respectivamente. La iniciativa también contempla la construcción de una zona de bar, vestuarios, aparcamientos, césped y sistema de riego.

Martín apuntaba la necesidad de acometer esta obra toda vez que la vieja piscina precisaba de profundas reformas cuyo costo no compensaba. «Había que hacerla muchos arreglos: derribar los vestuarios para hacerlos nuevos, talar los árboles que estaban enfermos,…», apuntaba. No obstante la previsión municipal es aprovechar la depuradora existente -que se encuentra en buen uso- y reutilizarla para el vaso pequeño de la nueva piscina.

Para concluir el alcalde destaca las vistas de las que a partir del próximo verano disfrutarán los bañistas, recordando que junto a la nueva ubicación discurre el paseo de La Salud, que une Las Casas y Belvís, por lo que los usuarios podrán acercarse hasta la misma dando un paseo para recibir los baños que tanto se agradecen en verano.

Proyecto: construcción de una piscina y vestuarios.

Precio base de licitación: 507.105,36 euros.

Plazo de ejecución: ocho meses, debiendo estar finalizada antes del 1 de julio de 2007.

Deja un comentario