La Junta hace públicos los 28 parques eólicos con tramitación más avanzada

10/07/2007

Están localizados en la Sierra de Gata, La Serena, la zona de Plasencia y la de Zafra-Río Bodión. Medio Ambiente rechaza las propuestas en la Sierra de Montánchez y en la Siberia-Los Montes.
Tienen luz verde de Medio Ambiente, pero les queda resolver problemas como acreditar la titularidad de los terrenos o aclarar por dónde irán las líneas eléctricas de evacuación. Son los 28 proyectos de parques eólicos en tramitación más avanzada, los únicos que han superado la criba medioambiental.

El Gobierno regional acaba de hacer públicos esas 28 propuestas que han superado el análisis ambiental y que si subsanan otros defectos podrían llegar a ser una realidad.

A la vez se han conocido otros 18 que han sido considerados ambientalmente negativos y por tanto no serán autorizados de ninguna manera.

El Diario Oficial de Extremadura ha publicado la pasada semana las resoluciones individuales de 46 de los 116 proyectos de parques eólicos presentados a la Junta, 28 de los cuales son en principio viables mientras que otros 41 no tienen remedio por razones ecológicas (18) o por elegir ubicaciones (23) previamente excluidas en la normativa específica de la Junta de Extremadura.

Finalmente los 47 proyectos restantes todavía no han presentado la preceptiva evaluación de impacto ambiental.

Zonas favoritas

De los 28 parques inicialmente viables desde el punto de vista ambiental la mayoría se sitúan en la zona de Sierra de Gata (7 parques), La Serena (6), área de Plasencia (6) y comarca de Zafra-Río Bodión (5).

Por el contrario entre los 18 rechazados destacan la totalidad de los presentados en la Sierra de Montánchez, la mayoría de los de Siberia-Los Montes (aunque en esta zona hay uno admitido), parte de los de La Serena, y uno en Sierra de Gata.

El mayor número de los informes negativos de la Dirección General de Medio Ambiente se basan en la existencia de aves protegidas en la zona a ocupar por los generadores o por las líneas que transportarían la electricidad producida, aunque también abundan los motivos de flora y paisajísticos en Montánchez y en algún caso en Gata.

Términos afectados

Los parques que podrían autorizarse si subsanaran ciertos defectos administrativos estarían en los términos municipales de Fuente del Maestre, Villarta de los Montes, Gata, Torre de Don Miguel, Plasencia, Alía, Cilleros, Villamiel, Valverde del Fresno, Monterrubio de la Serena, Zalamea, Hoyos, Perales del Puerto, Higuera de la Serena, Valle de la Serena, Campillo de Llerena, Peraleda del Zaucejo, Oliva de Mérida, La Zarza, Los Santos de Maimona, Usagre, Puebla de Sancho Pérez, Calzadilla de los Barros, Malpartida de Plasencia, Pedroso de Acim, Cañaveral y Holguera.

En total 27 términos municipales parcialmente ocupados por molinos de producción eléctrica.

Por contra la Junta, a través de su Dirección General de Medio Ambiente, ha descartado totalmente proyectos que se pretendían ubicar en Casas de Don Pedro, Valdecaballeros, Robledillo de Trujillo, Escurial, Zarza de Montánchez, Puebla de Alcocer, Talarrubias, Fuente del Arco, Trasierra, Reina, Mérida, Cáceres, Ibahernando, Montánchez, Arroyomolinos, Torre de Santa María, Fuenlabrada de los Montes, San Martín de Trevejo, Villamiel, San Vicente y Valencia de Alcántara, Zalamea de la Serena, Campillo de Llerena y Belvís de Monroy.

Son 24 términos en los que se han descartado otras inversiones eólicas.

Montánchez

La mayoría de los proyectos que no presentan problemas ambientales, aunque deben solucionar los de otro tipo, está localizados en la zona este y central de la provincia de Badajoz, y en el noroeste de la de Cáceres (Gata) más el área de Plasencia.

La Dirección General de Medio Ambiente en la Junta de Extremadura, por contra, ha dicho ‘no’ a los tres parques eólicos que eligieron la Sierra de Montánchez o sus cercanías: el ubicado entre los términos de Montánchez, Arroyomolinos y Torre de Santa María; el que se situaría entre Zarza de Montánchez, Robledillo de Trujillo y Escurial, y el que escogió Zarza y Robledillo.

También han recibido ‘calabazas’ propuestas que afectaban sólo a Robledillo, o en combinación con elevaciones del término de Ibahernando.

En el caso del proyecto que ocupaba parte del propio Montánchez, se trataba de instalar 12 aerogeneradores con dos megavatios de potencia cada uno; el rotor tendría 90 metros de diámetro y la instalación de cada máquina exigía una plataforma cuadrada de 44 metros por cada lado.

La propuesta, de Electra de Montánchez S.A., contemplaba tender una línea eléctrica aérea de 10 kilómetros.

En el trámite de información pública alegaron en contra el Ayuntamiento de Montánchez, la sociedad local Centro de Iniciativa Turística, la asociación ambiental Sierra de Montánchez, Sociedad Zoológica de Extremadura, Ecologistas en Acción, Adenex, Fundación Global Nature, CBD-Hábitat, SEO Birdlife y Secemu.

Leído en Diario Hoy de Extremadura.

Deja un comentario