El nuevo abastecimiento de agua a Talayuela y Navalmoral cuesta unos 11 millones

17-01-2013

Ambos ayuntamientos están dispuestos a asumir su parte, pero no la obra realizada para toda la comarca.

 

De los 31,6 millones de euros que se asegura va a costar el nuevo abastecimiento de agua a la comarca del Campo Arañuelo, poco más de 11 millones corresponde a los municipios que tenían una verdadera necesidad y que son los únicos interesados en utilizar las infraestructuras construidas, Talayuela y Navalmoral. Una cantidad que están dispuestos a abonar anualmente durante 25 años, como les ha propuesto la Confederación Hidrográfica del Tajo, pero no el conjunto de la actuación que se ha realizado.

Según el desglosado que pidieron los propios ayuntamientos, las obras entre la presa de las Veguillas y Talayuela costaron, en números redondos, 2,3 millones de euros; 4,9 millones entre Talayuela y Navalmoral y 4 millones un bombeo desde una garganta de Losar de la Vera a las Veguillas para reforzar el caudal cuando no sea suficiente con las precipitaciones habituales. En total suman 11,2 millones.

Y de ese orden es lo que estarían dispuestos a pagar, según la parte proporcional, Navalmoral y Talayuela, y así se lo han dicho a la Confederación, a la Junta de Extremadura y últimamente al delegado del Gobierno en la región. A éste último cuando le comunicaron que el resto de los pueblos a los que va dirigido el proyecto no están interesados si hay que sufragar las obras que se han hecho, puesto que a ellos les dijeron que no les costaría nada o como mucho el 50% de la inversión realizada.

Periodo de carencia

«Incluso se les ha propuesto que haya un periodo de carencia para que no empiecen a pagar hasta dentro de tres o cuatro años, pero aún así dijeron que no se cuente con ellos». Así lo explica el alcalde moralo, Rafael Mateos, al preguntarle por la situación de las infraestructuras creadas, que muchos consideraron desde el principio excesivamente ambiciosas y con poco sentido en algunas actuaciones concretas, como hacer obras que los pueblos no pidieron o construir una canalización de casi 30 kilómetros hasta Majadas de Tiétar cuando tiene el río mucho más cerca.

De hecho el ramal oeste, el de Almaraz, Saucedilla, Casatejada, Majadas y Toril, es de los tramos más caros de toda la obra, 6.130.000 euros, cuando ninguno lo quiere salvo Saucedilla. Más caro aún es el ramal este, el destinado a Rosalejo, Tiétar, Barquilla y Pueblonuevo de Miramontes, 6.900.000 euros, que tampoco están dispuestos a asumir. Por último el ramal sur, el que llevará el agua a los pueblos que dependen de Navalmoral (Belvís de Monroy, Peraleda de la Mata, Millanes y Valdehúncar), ha supuesto unos 4.490.000 euros.

Sin proyecto ni consultas

«Fue una obra que la Junta de Extremadura incorporó en el último minuto al Plan Hidrológico Nacional sin proyecto y sin consultar con los alcaldes, y éstos son los resultados, añade Mateos. No se lo que va a pasar, pero se debería insistir en buscar una solución porque no sería lógico que una inversión de obra pública se quede sin aprovechar. Como tampoco parece razonable que se acepte que se haga una inversión con dinero público y que cuando hay que repercutir los costes se diga que no”.

Por último, el alcalde insiste en que tanto Talayuela como Navalmoral están dispuestos a pagar lo que se ha hecho para mejorar sus abastecimientos, incluso asumiendo una parte de lo que tendrían que abonar los pueblos que reciben el agua de Navalmoral. «Siempre he dicho que hay que favorecer la solidaridad y en ese sentido asumiríamos parte de la obra. De ahí la dificultad de encontrar una forma de distribución, que ni siquiera se ha llegado a plantear». La nueva canalización se viene utilizando desde primeros de noviembre.

 

Leído en Diario Hoy de Extremadura.

 

Deja un comentario