El Ayuntamiento pretende utilizar el agua de la presa de las Veguillas ante el bajo nivel del río Tiétar

15/06/2007

El alcalde advierte de dificultades para garantizar el suministro a Navalmoral y a las poblaciones que abastece Se ha solicitado permiso a la Confederación Hidrográfica.
El Ayuntamiento ha solicitado autorización a la Confederación Hidrográfica del Tajo para suministrar agua de la presa de las Veguillas a la red de abastecimiento que surte a la población desde el Tiétar a la vista de la disminución que ha experimentado el caudal del río en las últimas semanas. Dicha presa, construida hace casi dos décadas en las cuestas de Torreseca, a unos 20 kilómetros del casco urbano, nunca ha llegado a utilizarse, si bien será uno de los ejes del nuevo abastecimiento de agua a la comarca del Campo Arañuelo una vez se terminen las múltiples obras proyectadas, que todavía no han empezado a ejecutarse pese a anunciarse como algo inmediato a finales del pasado año.

La petición realizada a Confederación la daba a conocer ayer el propio Ayuntamiento, al hacer llegar a los informadores locales un escrito que el alcalde, Rafael Mateos, remitió el martes al presidente de la entidad, José María Macías, en el que le muestra su preocupación ante la «disminución alarmante» del caudal del río a su paso por la captación que Navalmoral tiene en la zona del puente de Cuaternos, junto a la carretera EX-119.

Garantizar el suministro

«Esa disminución, unida a las características del agua y a la previsión de ausencia de precipitaciones en la época estival, hacen difícil garantizar el suministro de agua a Navalmoral y a las poblaciones que ésta abastece (Valdehúncar, Millanes, Belvís de Monroy, Casas de Belvís y Peraleda de la Mata)», le dice Mateos a José María Macías.

Asimismo le enumera las actuaciones que ya ha realizado el municipio para intentar garantizar el suministro, como son la colocación de 80 metros de drenes para la captación de agua, faltando por instalar otros 220 que aún no ha sido posible; presas de tierra en el cauce del río y por último una conexión entre el depósito de bombeo de la captación y la conducción procedente de las Veguillas para poder abastecer de agua a dicho depósito.

Esa tercera actuación es la que da pie al alcalde a solicitar a la Confederación Hidrográfica el correspondiente permiso para suministrar agua a la red desde las Veguillas y poder utilizar la presa como última opción en caso de necesidad, y «más teniendo en cuenta que el objeto del embalse es el abastecimiento de la ciudad». De hecho en febrero del año pasado Mateos anunció que se iban a realizar distintas obras para enlazar la presa con la captación y tener así una segunda posibilidad de suministro de agua en caso de plantearse problemas con el caudal del Tiétar.

Leído en Diario Hoy de Extremadura.

Deja un comentario