Sancho IV concede a Fernando Pérez del Bote treinta pobladores en Belvís (inserta en una confirmación de Enrique III)

Toledo a 10 de enero de 1290

Sancho IV concede a Fernando Pérez del Bote treinta pobladores en Belvís (inserta en una confirmación de Enrique III).

AHN, Nobleza, Frías, caja 1249, documento 19.

Sepan quantos esta carta vieren cómo yo, don Enrrique, por la graçia de Dios rey de Castiella, de León… […], vy una carta del rey don Sancho que Dios perdone escripta en pergamino de cuero e ssellada con su sello de plomo pendiente fecha en esta guissa:

“Sepan quantos esta carta vieren e oyeren cómo nos, don Sancho, por la graçia de Dios rey de Castiella, de Toledo, de León, de Gallisia, de Seuilla, de Córdoua, de Murçia, de Jahén e del Algarbe, por ruego de la reyna doña María, mi muger, e por faser bien e merçed a Ferrand Peres de Plasençia, vasallo del infante don Ferrando, nuestro fijo, e por seruiçio que nos fisso e fase, dámosle e otorgámosle que él e aquellos que lo suyo ovieren de heredar, que tengan treynta pobladores por sus vasallos, que pueblen en la cabeça de Beluís e éstos que sean daquellos que van poblar a la tierra de las órdenes. E los pechos e los derechos que avríen a dar a nos en qualquier manera, quier que los den a Ferrand Peres e a los que dél vinieren saluo moneda forera que retenemos para nos. E mandamos que cogedores ni sobrecogedores ni fasedores de los padrones, que non metan en pecho por ninguna cosa a estos pobladores sobredichos nin en los pechos que el conçejo de Plasençia echaren ante sí.

E mandamos otrosí que faga Ferrand Peres en este lugar sobredicho sus casas fuertes de morada a tales en que se puedan defender de los Golfines.

E estos pobladores que vayan a so juysio de Ferrand Peres del alcalde que él pusiere ý en so lugar saluo la Justiçia que tenemos por bien que se faga en Plasençia, en cuyo término es.

Otrosí damos e otorgamos por defesa para él e para estos sus vasallos: como toma el primer mojón en Buen Foyo e da en so derecho en la Salsediella, e la Salsediella arriba como da en El Berrocalejo en so derecho e va a La Sarçuela, e como da en Tajo en so derecho, e Tajo ayuso fata en la varquiella de Valdecañas e torna por çima del Sierro que está de suso e da en el primer mojón que disen Buen Foyo.

E deffendemos que ninguno non sea osado de entrar a paçer ni a labrar ni a caçar ni a cortar monte ni derribar landre en esta defesa sin so mandado. Defendemos otrosí que ninguno de los recabdadores nin de los arrendadores de las defesas nin de las cañadas nin otro ninguno, que non peyndre a Ferrand Peres ni a estos sus vasallos por esta defesa nin por otra cosa ninguna saluo por su debda conosçida, o por fiadura que ellos mesmos ayan fecho.

E todo esto que sobredicho es le otorgamos que lo aya libre e quito por juro de heredat para sienpre jamás él e sus fijos e sus nietos e quantos dél venieren que lo suyo ovieren de heredar, para dar e vender e enpeñar e camiar e enajenar e para faser dello e en ello todo lo que quisiere como de lo suyo mesmo, en tal manera que lo non pueda vender nin dar nin enajenar

a eglesia ni a orden ni a ome de religión ni a ome de fuera del término de Plasençia sin nuestro mandado.

E defendemos que ninguno non sea osado de yr contra esta carta para quebrantarla ni para menguarla en ninguna cosa, ca qualquier que lo ffesiese avría nuestra yra e pecharnosýe en coto mill marauedís de la moneda nueua e a Ferrand Peres, el sobredicho, o a quien su bos

touiese todo el daño doblado.

E porque esto sea firme e estable mandamos sellar esta carta con nuestro sello de plomo.

Fecha en Toledo martes dies días andados de enero Era de mill e tresientos e veynte e ocho años.

Yo, [el] rey.

[Alfón Peres Sant] Martín, capiscol de Toledo, la fis escreuir por mandado del rey en el sesto año que el rey sobredicho regnó. Alfón Peres Sant Martín.”

E agora Diego Gomes de Almarás, visnieto del dicho Ferrand Peres, cuyo es el dicho lugar de Beluís, vesino de la çibdat de Plasençia, pidióme merçed que le confirmase la dicha carta e la merçed en ella contenida e ge la mandase guardar e conplir.

E yo, el sobredicho rey don Enrrique, por faser bien e merçed al dicho Diego Gomes, tóuelo por bien e confírmole la dicha carta e la merçed en ella contenida. […]

Dada en las Cortes de Madrid quinse días de desienbre año del nasçimiento del Nuestro Señor Ihesu Christo de mill e tresientos e nouenta e tres años. […]

 

Deja un comentario