Convento de Santa Ana

CRONOLOGÍA: Siglo XVI

Convento-de-Santa-Ana-vista-lateralDESCRIPCIÓN: A la entrada de Belvís se advierten los restos de uno de los muchos conventos que hubo en esta villa, abandonado como la mayoría desde la desamortización de Mendizábal, hoy se utiliza como pajar. Bajo la advocación de Santa Ana fue regentado por monjas dominicas que se sustentaron del favor del abad de Cabañas del Castillo, uno de los hijos menores de los Monroy y Zúñiga.Detalle-del-escudo-en-el-Convento-de-Santa-Ana Las edificaciones que formaron las celdas y el posible patio se hallan completamente arruinados, pero conserva bastante entero el cabecero de la iglesia.Convento-de-Santa-Ana El templo era de una sola nave con bóveda de arista, sostenida por muros con un aparejo pequeño e inconsistente que obligaron más tarde a reforzar la fachada mediante contrafuertes. Su interior se iluminaba a través de dos ventanucos abiertos en la fachada y el acceso desde la calle se hacía a través de una arcada de grandes dovelas. Lo más interesante es la sustitución del clásico retablo por un mural esgrafiado y pintado. J.Timón en su historia de Belvís de Monroy apunta la existencia de otro convento llamado de San Juan de la Penitencia, del que se sabe que fue fundado en 1.582 y regido por monjas clarisas, pero del que no quedan más que sus cimientos. Más interesante si cabe era otro edificio, hoy también desaparecido, situado frente al citado convento; se trataba del Hospital de San Pedro, fundado por Doña Beatriz de Monroy.Convento-de-Santa-Ana-Nave-central

ESTADO DE CONSERVACIÓN: Muy deteriorada la estructura y perdidos los esgrafiados interiores

USOS ACTUALES: Henera y establo.

 

Deja un comentario